Blog

Time our most precious resource

El tiempo es oro

En la agencia hay días que parecemos (esta es una frase que me gusta mucho escuchar) “Nacho Cano a los teclados”. La traducción más cercana del chimeno-castellano es: “estar hasta arriba de trabajo”. Para que todo vaya bien y no se comentan errores, en definitiva, para que las cosas salgan bien, es necesario organizarse.

Cuando gestionas las redes sociales de varias cuentas, estar organizado te quitará muchos quebraderos de cabeza y, sobre todo, te dará tiempo. Como bien dice un compañero (no daremos nombres): “Si puedo ahorrarme 1 minuto al día, al mes será media hora, al año 365 minutos”. Y así es, el tiempo es oro.

Leer más

Fútbol y Creatividad: La madurez de España

Hasta hace poco tiempo, el fútbol era una de esas cuestiones intocables en España junto a la monarquía, la iglesia o los toros. Se podía hablar de fútbol, discutir de fútbol o enemistarse con un viejo amigo por culpa del fútbol. Hasta se podía hablar de fútbol en la cena de Nochebuena si el abuelo lo permitía, pero con reverencia, con pasión, con ese toque épico de los anuncios de Canal +, pero nunca, jamás, con humor. Imposible.

Leer más

Tibor Kalman Marcas

Amor y Odio: Juego de marcas

Brendan Anglin, mi profesor de Habilidades Directivas Internacionales afirmó en su primera clase que “casi todo lo que vayas a decir se ha dicho antes y con mejores palabras, así que úsalas”. Yo que soy muy bien mandado siempre he recordado ese consejo así que empezaré con una cita (la segunda si contamos la de Mr. Anglin).

Tibor Kalman, diseñador húngaro y editor jefe de Colors dijo que “Cuando creas algo que nadie odia, nadie lo amará tampoco”.

Leer más

pedalea o revienta twitter

Terrorismo en RRSS

Desde hace ya casi año y medio, he dejado el coche y la moto de lado para intentar moverme lo máximo en bici.  Es muy adictivo. Ir al trabajo, subir al centro con -5 o 35 grados dependiendo de la estación parece poco apetecible pero el hecho de hacerlo dando pedal, al revés, se convierte en una rutina muy amena y encima saludable. Excepto por la mala leche que casi todos los días acaba apareciendo en forma de conductor que no respeta absolutamente nada al subirse a su vehículo y menos a una bici.

Leer más