Blog

Tibor Kalman Marcas

Amor y Odio: Juego de marcas

Brendan Anglin, mi profesor de Habilidades Directivas Internacionales afirmó en su primera clase que “casi todo lo que vayas a decir se ha dicho antes y con mejores palabras, así que úsalas”. Yo que soy muy bien mandado siempre he recordado ese consejo así que empezaré con una cita (la segunda si contamos la de Mr. Anglin).

Tibor Kalman, diseñador húngaro y editor jefe de Colors dijo que “Cuando creas algo que nadie odia, nadie lo amará tampoco”.

Leer más

pedalea o revienta twitter

Terrorismo en RRSS

Desde hace ya casi año y medio, he dejado el coche y la moto de lado para intentar moverme lo máximo en bici.  Es muy adictivo. Ir al trabajo, subir al centro con -5 o 35 grados dependiendo de la estación parece poco apetecible pero el hecho de hacerlo dando pedal, al revés, se convierte en una rutina muy amena y encima saludable. Excepto por la mala leche que casi todos los días acaba apareciendo en forma de conductor que no respeta absolutamente nada al subirse a su vehículo y menos a una bici.

Leer más

Por favor, dejen de emocionarme

Advertimos a nuestros queridos lectores de que hoy tenemos cuerpo de Grinch. Si alguno viene buscando un poco de rollito inspiro-motivacional con olor a Upscl que sepa que hoy le vamos a dar caña.

Del dulce también se cansa uno. Y llevamos un par de añitos glaseados, rellenos de chocolate y bañados en caramelo en lo que se refiere a publicidad. Nos referimos a los John Lewis, Sainsbury, Skoda, Budweiser, Campofrío y, por supuesto, el máximo y más reciente exponente de la moda de emocionar, inspirar y hacer llorar porque sí: Lotería Nacional. Son sólo algunos ejemplos pero seguro que a la cabeza le vienen cientos (anuncios, porque las marcas quizá no las recuerde).

Leer más

Premios eficacia 2014 – Un premio más que necesario

‘Alcaraz’, de SCPF para Banco de Sabadell

El prototipo de creativo publicitario, el que imagina un cliente cuando se le habla de creatividad. Esta imagen, real o no, nos dice que estos suelen priorizar las ideas, la originalidad o la diferenciación en sus campañas por encima de todo. Y está muy bien, pero en ocasiones, esto no gusta demasiado a quienes ponen el dinero; más preocupados por rentabilizar sus inversiones que de la genialidad de los mensajes que transmite su marca.

Leer más